Los hábitos son dragones a los que enfrentarse cada día

Los hábitos son dragones a los que enfrentarse cada día

No hay nada sencillo en cambiar como eres. Incluso cuando sabes que hay algo que debes cambiar.

La decisión no es fácil. El cambio no es fácil. Seguir con ello no es fácil. Levantarte cuando te caes no es fácil. Encontrar algo con lo que sustituirlo no es fácil. Es un proceso de creación de hábitos en esencia, y nada de lo que envuelve este proceso es llevadero o se vuelve automático.

Dicen que un hábito se establece a los 21 días -o a los 60, o a los 90. Todo depende de dónde leas-, pero lo cierto es que cada mañana, cuando me levanto y me pongo a trabajar, me asaltan mis demonios. Y antes de trabajar era estudiar, y antes de estudiar ya no me acuerdo. Y ahora es escribir.

Pero cada mañana, siempre, sin falta y puntuales, están ahí.

Un hábito no se vuelve más fácil o inherente o rutinario. Las dudas, el miedo y las preguntas molestas siempre acuden el segundo antes de iniciar. Sin embargo, con cada victoria refuerzas a esa amazona brava que lucha cada día frente a tus bestias para concederte una victoria más. Una pequeña pero gloriosa victoria.

Eso es en lo que nos volvemos mejores, en enfrentar nuestros propios dragones. Y aun así, es una empresa que jamás termina porque los hábitos, el cambio, las tareas que tienes que hacer nunca tienen fin. No hay una fecha límite -al menos no una que conozcamos-.

Son una lucha constante y cada día es una nueva batalla.

Sal ahí fuera y lucha.

 

2 thoughts on “Los hábitos son dragones a los que enfrentarse cada día”

  1. Execelente articulo yo cambie dos habitos en 21 dias y claro lograrlo fue facil porque me encontraba de viaje. Pero lo logré y descubri una nueva etapa de mi vida sin habitos dañinos.

    1. Eso está genial, Pilar. A veces, si estamos en el ambiente adecuado y con la energía suficiente el cambio se produce de forma radical. Otras cuesta mucho más trabajo. Todo es cuestión de seguir intentándolo sobre todo si sabes a ciencia cierta que es algo que debes hacer. Y muchas veces debe hacerse.

      Me alegro mucho por ti :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *