In a rut

In a rut

Del inglés: In a rut, stuck in a routine — atrapado en la rutina, estancado.

Estás en tu rutina, en esa sucesión más o menos predecible de cosas, actividades y hábitos que se repiten días sí y día también. Mismas caras, mismos lugares, mismas responsabilidades y, casi sin quererlo, también la misma progresión de pensamientos inocuos e incómodos que parecen apilarse.

Es una sensación desagradable y creciente que se acumula. Al principio es tan solo una ligera incomodidad, como un pequeño corte en el dedo que de vez en cuando da una punzada de alerta: ‘Eh. Estoy aquí’. Se asienta igual que el lodo en el fondo del lago, creando esa capa fangosa de mierda que nos irrita y que vamos empujando hacia abajo porque, ¿para qué? Pero un día te levantas y mientras caminas por tu aburrido día empiezas a darte cuenta de lo tedioso que es, de lo poco que te sientes tú mismo en tu propia piel, de lo ajeno de la situación.

Ese momento de mirarte en el espejo y darte lástima.

Miras hacia atrás y te preguntas cuándo. Y cómo. Y por qué.

Somos muchos. Somos legión, dirían algunos. Tenemos esa contradicción interna y constante por la búsqueda de estabilidad y, a la vez, esta misma nos devora el alma en un descuido. Y no es que no seas menos tú, o que tus circunstancias te hayan sobrepasado. No es que la vida haya perdido sustancia, volviéndose terriblemente aburrida e insulsa. Es que estás en ella pasando sin pena ni gloria.

O al menos así se siente when you are in a rut.

I am in a rut.

He estado atascada en este estado ya ni sé cuánto tiempo. A veces pienso que sencillamente es el estado natural de la desgana y apatía. Sé, de alguna manera inherente y esquiva, que no es así. You bet! Pero el sentimiento es agudo y lacerante, y adictivo en extremo porque es fácil y cómodo. Sí. Es sencillo cruzarse de brazos y decir ‘Joder, que asco de vidaa’. Lo difícil es lo otro, ya sabes, el esfuerzo por intentar hacer algo diferente. Aunque seguramente no sea nada nuevo.

Sin embargo, hoy escuchando sobre el tema, Estée Lalonde ha mencionado una cita curiosa:

You creativity is an on going process. All you have is your process.

—Guillaume Wolf “Prof. G”; You are a circle

Que viene a traducirse por ‘Tu creatividad es un proceso continuo. Todo lo que tienes es el proceso.’ El tema no se reduce únicamente a la creatividad o a feeling in a rut. Pasa lo mismo con infinidad de cosas. Estás tan desesperado por llegar al otro lado del puente, al final de la página, por darle carpetazo al proyecto, que el camino que estás recorriendo se vuelve insignificante.

¿Te suena eso de lo importante no es el destino sino el viaje? —o algo así…—

Últimamente no dejo de pensar en lo agradable que se sentiría el sol si saliese de ese lago enfangado, en lo guay que sería mi vida si estuviese ya en X o en Z. En que el mañana será mejor que hoy, aunque todo lo que tengo, tú y yo, es ahora. Hoy. Este momento. Lo que sea que estés haciendo. El proceso de mover tu culo hacia donde quieres estar en vez de mirar la vida pasar como un tren con infinitos vagones que se suceden borrosos ante tu mirada. Pero resulta tan difícil verlo y, peor, sentirlo. Hay días en que es complicado sentirse a gusto en tu propia piel. Es engorroso reconocerlo, y todavía más angustioso encontrar la fuerza para hacer algo al respecto.

Estée Lalonde mencionaba varias cosas que seguro no te serán desconocidas: dedicarte más tiempo, hacer ejercicio, encontrar nuevos hobbies, decir ‘sí’ a más cosas, conocer desconocidos, cambiar tu espacio… Y sacártelo del pecho, por supuesto. Vomitarlo. Gritarlo. Aullarlo. Liarte a hostias con la pared que no tiene culpa de nada. Let it go…

Al final, como ya me dijo mi coach, tu vida es la que es y si quieres cambiarla, bueno, hay que trabajar por ello. Estas donde tus elecciones te han llevado, no más ni menos. Podemos —puedo— resistirme, patalear, quejarme, decir mil y un millón de cosas sin sentido y seguiré en el mismo lugar, en el mismo punto. En ese caso, será mejor empezar a disfrutar del ahora y prepararse para el mañana, porque hoy será el pasado de mañana, y mañana una nueva oportunidad de coger al toro por los cuernos.

Excepto el día que sí lo es, el resto, todavía estamos a tiempo de hacer algo diferente.

Como escribir una entradilla más :)

Foto por WEB AGENCY — @leeroyagency

2 thoughts on “In a rut”

    1. Gracias a ti por leer =) Ya sabes, al final estamos todos aquí metidos y no somos tan taaaan diferentes como nos gusta creer. Si tan solo lo dijésemos un poquitito más alto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *